04 febrero 2024

En el mercadillo


El primer sábado de cada mes, se celebra en la Plaza de San José, al lado de la catedral de Pamplona, un mercado de pulgas, o mercadillo de antigüedades. Nos gusta acercarnos de vez en cuando y curiosear entre los puestos. Muchos objetos nos recuerdan a nuestra infancia, también a veces te encuentras con juguetes que tuviste de  niño y te llena de una felicidad especial el volver a verlos. El día amaneció despejado aunque frío. Hubo varias cosas que me gustaron, pero al final solo me traje ese pequeño marco antiguo. 

Espero que hayáis pasado un buen fin de semana.

Hasta pronto.

25 enero 2024

Hasta nunca enero


Este mes de enero ha recogido momentos bastante intensos: un nacimiento, el ingreso de un familiar, y lo que más me ha afectado, que ha sido la reciente muerte de un chico que fue compañero de pupitre de mi hijo. En plena juventud, sin esperarlo nadie, con toda una vida por delante, dejando un dolor indescriptible en toda su familia... La empatía es mucho mayor cuando le ocurre a alguien de la misma edad de tu hijo. Llevo varios días con el corazón encogido, me enfado por dentro cuando oigo reír a la gente en el trabajo, con esas risas forzadas y vacías; solo puedo pensar en sus padres, en su hermano y en sus vidas que ya nunca serán igual. Perdonad mi tristeza, pero es como me siento. Pienso ojalá se pudiese volver el tiempo atrás, pero solo hubiese sido una prórroga en esta vida tan sumamente injusta que nos ha tocado vivir.
Hasta pronto.

07 enero 2024

Día de Reyes


Con este día tan emotivo y tradicional, damos por finalizadas las fiestas de Navidad. Comenzamos el día desayunando café con leche y un trozo del Rosco de Reyes. El resto de la mañana organicé un poco la casa, y mirando en mi lista de "cosas por hacer", vi que tenía pendiente lavar mis pinceles de maquillaje, algo que llevaba posponiendo semanas atrás. También me lavé la cabeza, me duché y nos preparamos para ir a comer con la familia. En Pamplona el día amaneció lluvioso y frío, pero nada que no se pueda combatir con un buen abrigo y un paraguas. Hacía semanas que habíamos reservado en el Restaurante Adokin, en la calle Estafeta, un lugar estupendo si hablamos de relación calidad/precio. Después tomamos un par de gin-tonics en La Granja, y como es habitual en estas ocasiones, acabamos arreglando el mundo, jajajaja.... Tan a gusto estuvimos, que a eso de las ocho y media, alargamos la velada cenando en una pizzería cercana, que nos hizo sentir como si estuviésemos en el jardín botánico en manga corta, mientras afuera la lluvia caía sin cesar y el viento helado soplaba alrededor.
Luego, por no estar esperando el autobús a la intemperie, decidí llamar un taxi, como colofón a este día de gastos... total, de pobres no vamos a salir, y sr. marido estaba un poco delicado.
Espero que hayáis terminado bien estas Navidades. A ver qué nos depara 2024!!!
Un abrazo.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...