10 octubre 2012

¿Planchas?


Hace tiempo que vengo observando que mucha gente ha dejado de planchar.  Alguna amiga que otra, una cuñada, alguna compañera de curso, (lo siento pero no conozco ningún hombre que planche) coinciden en la decisión de haber dejado de planchar.  Alegan sobre todo falta de tiempo, y que con "estirar" un poco la ropa es suficiente.  Es una opción aceptable, sobre todo con algunos tejidos sintéticos que quedan fenomenal solamente con doblar las prendas,  pero yo reconozco que soy de la vieja escuela.  Para mí es un acto que forma parte de la rutina semanal. 


Me gusta la preparación previa, el despejar la mesa de la cocina, poner la manta y la tela blanca encima.  Agrupo el trabajo de forma individual, es decir, lo del niño por un lado, lo de mi marido por otro y lo mío por otro.  Lo de poner la manta y la tela blanca encima lo heredé de mi madre, aunque supongo que las madres de antes planchaban así.  Por cierto, hace unos meses, fui a Pamplona a hacer unos recados y me hizo gracia ver en una tienda de la calle San Antón un letrero en el que decía que vendían "mantas para plancha", (si no me equivoco el precio era de 8 €  pero bueno, no lo recuerdo bien), así que por lo visto todavía hay "carcas" que seguimos a vueltas con la mantita. 


Generalmente planchar me relaja, menos cuando tengo que planchar algunos pantalones de mi querido marido que tienen que llevar raya en medio por imperativo legal.  ¡Ostras, eso es lo que más me cuesta! No hace mucho el pobre se fue a trabajar con dos rayas en cada pierna....(ejem....corramos un tupido velo)  pero bueno, al margen de estas pequeñas anécdotas, me gusta el olor que desprende la ropa al planchar, el tacto que va adquiriendo, ver el orden en que van quedando las prendas.   Es como un ritual, la radio y la plancha. 
Y tú, ¿planchas o estiras?
Hasta pronto.

6 comentarios:

  1. Hola guapa! Yo planchaba hasta que nació Mateo...es que solía hacerlo los domingos por la noche pero ahora me muero del cansancio...así que estiro!!! jejeje. Tengo que salir en defensa de mi marido que sí plancha, y muy bien por cierto...a veces es él el que me plancha alguna camisa o pantalón.
    Besos!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo también lo suelo dejar para el domingo por la tarde. Es una suerte que tu marido te eche una manilla con la plancha. Mi enhorabuena. ;O)

      Eliminar
  2. Me gusta planchar aunque algunas prendas creo que no hace falta pero sí estoy acostumbrada a planchar y me gusta. Un saludo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, a mí me pasa lo mismo. Un besito

      Eliminar
  3. Admiro tu valentia eres digna de admirar...yo estiroooooooooooooo,reconosco que las prendas de vestir impecablemente planchadas se miran bellisimas y uno se mira impecable, asi sea con dos rayas como tu esposo...(Jijijijiji!!!!esa me gusto es que me lo imagino todo impecable con sus dos rayas).Perooooooo yo salgo diario de mi casa como acabada de escupir de la boca de un burro que me venia masticando.Solo ando planchada cuando voy de fiesta o cuando la cosa se pone muy formal y entonce llevo esa ropa al cleaner a planchar.
    Pase por tu blog porque lo encontre en otro blog que visito y me gusta mucho asi que si me permites aqui me quedo de bloguera.
    BesOs!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¡Encantada de tenerte aquí! En cuanto pueda me doy una vuelta por tu blog. Bienvenida.

      Eliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Me alegrará mucho que dejes un comentario, los leeré todos. Un beso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...