03 enero 2013

Visita al cementerio

Empezamos este año con una visita pendiente desde hace tiempo.  Aprovechando que las clases no se reanudan hasta el día 8 y que mi horario me lo permite esta semana, decidimos ir al cementerio.  Hoy el día ha estado espléndido, el cielo azul azul azul, sin nubes y sin aviones. Además con 12º de temperatura ¿quién se puede resistir a salir?
 

Próxima al cementerio nos encontramos con esta tienda de mármoles, en la que se fabricaban lápidas y esculturas.  Hace tiempo que está abandonada, pero las hiedras guardan con celo su interior.


Alguna lápida desperdigada que no llegó a cumplir su función.  Parecen conservar aún su blancura.


Esa pareja de ángeles custodian una puerta que probablemente no se abra más.  ¿Te imaginas poder permitirte una pequeña extravagancia e intentar comprarle uno a quien quiera que pertenezcan? Estoy convencida de que hay gente que lo hace. 


Pero nuestra compra fue más humilde que todo eso, unos sencillos ramos de margaritas y unas velas. Luego unas oraciones y pensar que ellos estarían contentos así.


Un estatua muy similar al Penseur de Rodin nos recibe a las puertas de este cementerio de Pamplona.


Este camino recorría yo junto a mi madre cuando era niña.  Ahora soy la que lo recorro con mi hijo.  Es la ley de la vida.  Magníficos cipreses alineados a los lados, los mismos que me acompañaban entonces lo hacen también ahora.


Me gustan los cementerios, (para ir de visita claro).  Encierran historia, arquitectura, tranquilidad, sonido de fuentes, olor a tierra mojada y cantos de pájaros.  Mis zonas preferidas son las de los viejos mausoleos, las de finales del siglo XIX, algunos de ellos ya abandonados. 


Algunas tumbas son inquietantes, otras solitarias, las hay concurridas, y hasta famosas, como esta de Pablo Sarasate, el famoso violinista nacido en Pamplona y fallecido en Biarritz. 




Esta fue nuestra visita de hoy.  Con el sol luciendo toda la mañana y el abrigo sobrando.  Tengo que prometerme a mí misma repetir esta visita más a menudo. Me gusta recordar y hacer que el peque también fabrique sus propios recuerdos con parte de los míos.
Un abrazo.

12 comentarios:

  1. What a great place this is one thing I'm going to do this year.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Glad you like it. Enjoy your holiday ...

      Eliminar
  2. Normalmente, a la gente le da "yuyu" los cementerios, pero a mi, al igual que a ti, me atraen. Hace tiempo que no visito el de San Fernando, aunque sus tapias solo están separadas del cole en el que trabajo por una calle no muy ancha, así que lo tengo presente todos los dias lectivos. Bezozzzzzzzz.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Osea que tienes unas vistas maravillosas... jajajaja...Un besico

      Eliminar
  3. A mi me dan cierto reparo los cementerios. Buen fin de semana flor.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno, como dijo el filósofo, "hay gente pa'tó"! Buen finde también para ti guapa.

      Eliminar
  4. Interesante post, muy tierno lo que decis que cuando eras pequeña recorrias ese camino con tu madre y ahora lo haces con tu hijo.
    Saludos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Andrea, fue una mañana muy bonita. Un besico.

      Eliminar
  5. Hello,
    Cemeteries can be so beautiful, even if they are sad - did you ever visit pere lachaise in Paris?
    Ivan :)

    ResponderEliminar
  6. No, during my stay in Paris was not a priority, but now I regret it, because I saw a report on TV and it is gorgeous. :o)

    ResponderEliminar
  7. ...lunas
    de miel
    con luz
    y mi piel
    del contraluz
    a Navidad
    con paz
    y felicidad
    SOPA AZUL para tí...


    desde mis Blogs Horas Rotas y Aula de Paz
    venturoso AÑO 2013.


    j.r.s.

    ResponderEliminar
  8. ¡Oh, una poesía, qué bonita! Muchas gracias, bienvenido José Ramón. Un saludo.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Me alegrará mucho que dejes un comentario, los leeré todos. Un beso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...