24 septiembre 2017

Quince



Mi hijo cumple 15 años hoy. Lo hemos celebrado yendo a un japonés que le encanta.  Hoy el día lo merecía. Hemos disfrutado un montón con la comida tan exquisita y delicada que sirven en este sitio.

Ayer lo celebramos en casa de la "abuelita".  Comimos una paella fantástica, además de unos entrantes de picoteo fabulosos y una tarta comprada que llevé.  Luego una tertulia ente cafés y tónicas, con la visita del gato sin dueño que no nos quitaba ojo y que se posicionó en el centro del jardín a ver qué hacíamos.  El día anterior hice la famosa tarta de galletas y chocolate blanco de Eva Arguiñano con la idea de llevarla como postre, pero quedó un poco "chuchurría" así que la hemos tomado hoy para desayunar, después de clavarle un 15 en todo lo alto y cantar un tímido "cumpleaños feliz".

Esta tarde he estado buceando entre las más de dos mil fotos que almaceno en mi picasa web, y casi no doy crédito a todos los momentos entrañables que están ahí guardados.  Comencé este blog en abril de 2012, y solo puedo decir que se ha convertido en parte de mí.  No concibo mi vida sin mi pequeña Sony a mi lado, guardando todos estos momentos cuando se lo pido.  En casa ya saben, como hoy, que no se puede meter el cuchillo a la tarta hasta que la pesada, osea yo, entre en escena con su aparatejo para inmortalizar el momento.

Qué ilusión y qué sensación de felicidad me proporciona poder viajar en el tiempo en mi propio blog, reviviendo aquellos momentos tan especiales con mi familia.

Al principio de comenzar el blog, me preocupaba mucho cuánta gente me seguiría, si lo que publicaba le interesaría a alguien, si estaba a la altura de tal o cual, si tendría una periodicidad en las publicaciones, etc... Pero todos aquellos miedos iniciales se disiparon completamente con el tiempo.  El blog ha ido adquiriendo su propia personalidad, y me está permitiendo guardar momentos cotidianos de nuestra vida que de otra manera no hubieran trascendido más allá de mi frágil memoria.  Eso es lo que me hace más feliz.

En fin, que estoy muy contenta, que mi hijo ha cumplido quince años, que yo soy un poco más vieja también, que sigo encontrando motivación para fotografiar momentos y publicarlos y que os doy las gracias por estar ahí.  Sé que hoy en día hay otras plataformas como Instagram que van dejando a un lado las visitas tradicionales a los blogs y que se lleva más lo inmediato; la gente tiene mucha prisa como para perder dos minutos en un blog.


Qué bonito me resulta poder revivir los cumpleaños desde atrás (2012, 2013, 2014, 2015, 2016), o esa manita viendo juntos la tele hace cuatro años...

Qué decir de mi chico: a fecha de hoy, sigue ahorrando para comprar una guitarra eléctrica, le gustan los vaqueros negros, las sudaderas grises, sigue mordiéndose la uñas, es elegante al andar, quiere estudiar química, adora la comida japonesa, tiene unos ojos azules como el cielo, mide uno ochenta de momento, me vuelvo loca para comprarle ropa y zapatos, su habitación es su pequeño reino del caos, juega a juegos de ordenador de nombre impronunciable, y aunque su padre cree que se nos está "subiendo a la chepa", yo creo que está en un momento vital, de aprender, de posicionarse ante la vida, de comenzar a dirigir sus primeros pasos en el mundo, siempre con nuestro apoyo y consejo detrás.

Uno de sus grupos favoritos es Green Day.  La canción que mejor le definiría sería "Wake me up when september ends", pero a mí me gusta más esta, jajajaj...



Un beso chicas, hasta pronto ♥♥♥

11 comentarios:

  1. Felicidades!!!!!Estoy contigo en que si el blog lo haces para ti todo lo demás es secundario.Espero que continues mostrándonos tu mundo.Un Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Princesa, así lo siento yo.

      Eliminar
  2. Que tu hijo siga siendo feliz, haciendo lo que le gusta.
    Empecé mi blog con los mismos miedos, y ya van más de nueve años de seguir contando y de seguir leyendo. A seguir en eso.
    PD: ¿es helado de pistacho? Definitivamente, es mi helado favorito.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No, es helado de té verde, lo sirven mucho en los japoneses.

      Eliminar
  3. Tu blog es un regalo para mí y te doy las gracias, también quiero felicitarte por el cumpleaños de tu hijo, nosotras también nos lo merecemos, ese día que nacieron fué tan especial para nosotras como para ellos. Un saludo cariñoso sopita.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras Monse, y por estar siempre ahí.

      Eliminar
  4. Que lindo lo que cuentas, y las fotos que acompañan, me pasa igual cuando miro fotos de mis hijos cuando eran mas peques, esa ternura que da verlos, y si, el tiempo pasa, se hacen grandes, por eso hay que disfrutar a pleno los momentos que estamos con ellos y en tu caso que bella idea crear un blog para retratarlos, cariños!!!

    ResponderEliminar
  5. ¡Feliz Otoño!
    Seguro que nos sorprenderás con las imágenes de un otoño visto a través de tu mirada
    Un Abrazo

    ResponderEliminar
  6. Thank you for your post!!! Happy birthday to your son! Felicidades! I too hope you continue to show your corner of the world. Hugs from afar!

    ResponderEliminar
  7. Hola Sopazul qué emotivo tu post. Esos temores al iniciar el blog también los experimenté y ahora no me preocupo, las entradas nos sirven para recordar momentos vividos que de otra manera se disiparían en la frágil memoria. Enhorabuena y felicidades a tu peque. El mío acaba de cumplir 24 y aún me parece que fue ayer. Me encanta leerte y ver tus fotos eres súper
    Un beso grande

    ResponderEliminar
  8. Mis felicitaciones, porqué sigues con tu blog, pese, a que como dices, todos tenemos menos tiempo, felicidades por tu maravilloso hijo y feliz cumpleaños a él que los cumple 2 días más tarde que yo, aunque llegue con un poco de retraso. Muchos besos.

    ResponderEliminar

Muchas gracias por haber llegado hasta aquí. Me alegrará mucho que dejes un comentario, los leeré todos. Un beso.

LinkWithin

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...